La Automatización de Tareas como mejora en el Servicio IT

Nov 16

La Automatización de Tareas como mejora en el Servicio IT

by Carmen Rodriguez in Blog 0 comments 64

LA AUTOMATIZACIÓN DE TAREAS COMO MEJORA EN EL SERVICIO IT

Actualmente, la importancia de la informática en la empresa está fuera de duda. El aprovechamiento de los sistemas informáticos es crucial para ser competitivos, y ser capaces de maximizar el uso de nuestros sistemas de IT nos ayudará a diferenciarnos de nuestra competencia. Para esto, es muy importante la disponibilidad de nuestro sistema IT, tanto de los equipos de los usuarios como de los servidores. Así pues, el mantenimiento de los mismos es indispensable para garantizar su máxima disponibilidad y minimizar sus fallos.

El mantenimiento debe estar planificado y supervisado por profesionales cualificados, ya sean internos o externos. Sin embargo, la cantidad de tareas que tienen que llevar a cabo estos profesionales -tareas que van en aumento- provoca en muchos casos que esta labor de mantenimiento se posponga, ya que se ven obligados a configurar servicios nuevos o dar soporte. Esto conlleva un deterioro progresivo del sistema, aumentando el riesgo de tener una caída del servicio no deseada.

La automatización de tareas en el servicio IT permite programar ciertas tareas rutinarias. De esta forma, los técnicos liberan más tiempo para poder emplearlo en tareas de más valor y que resultan más rentables para la empresa. Además, mediante la automatización, garantizamos que esas tareas se realizan independientemente de las tareas que van surgiendo en el día a día, por urgentes que sean.

Queda claro, por tanto, que cuantas más tareas rutinarias podamos automatizar más eficiente será nuestro IT.

 

 

LOS CUATRO PILARES BÁSICOS EN LOS QUE SE ASIENTA LA AUTOMATIZACIÓN

  1. La monitorización: todo sistema debe estar monitorizado. Con la implementación de un sistema de automatización de la monitorización podemos configurar un conjunto de alertas de manera organizada. Esto nos permite controlar el estado de los sistemas en función de los umbrales que se decidan para cada servicio o dispositivo, corrigiendo aquellos que no cumplen con los modelos de actuación establecidos, bien automatizando o de manera correctiva por parte de un técnico.
    Un ejemplo muy claro es la ampliación de espacio en un disco de un servidor. Una alerta nos avisaría, creando una tarea a un técnico, y este programaría una actuación y evitaríamos una caída del servicio. De no tener esta alerta el servidor dejaría de dar servicio cuando se llene el disco y la caída del servicio se produciría de manera inesperada.
  2. El mantenimiento: en el mantenimiento, la automatización nos permite programar diferentes tareas para que se ejecuten de manera simultánea o para que se ejecuten en un determinado momento, liberando al personal técnico de estas tareas, además de facilitar la identificación de errores y resolviéndolos de manera inmediata. Cuanto más complejo es un Sistema IT más difícil será administrar todos los factores que intervienen en él, ya que implica la gestión y el mantenimiento de distintas aplicaciones en múltiples estructuras. La combinación de tareas automatizadas con tareas manuales nos ayuda a reducir los costes, ya que mejora la carga del equipo y reduce los recursos. Mediante la automatización de estas tareas asignamos los recursos mejor cualificados a aquellas tareas que aportan un verdadero valor para el negocio.
    Ejemplos muy claros de tareas que se automatizan son las actualizaciones de Windows, de Java, Adobe, archivado de logs, borrado de cachés, etc. Es importante mencionar que la mayoría de ataques cibernéticos aprovechan bugs en aplicaciones o sistemas operativos que si hubiesen sido debidamente actualizados no se habrían producido.
  3. La gestión de tickets: la gestión de incidencias es clave para la debida resolución de estas. Para ello, lo adecuado es tener un sistema de recogida de incidencias automatizado en el que quede registro de la incidencia, así como de su asignación a un técnico. Esto puede ser, como hemos comentado en la sección de monitorización, tanto mediante la creación de tickets que asignan tareas derivadas de un problema detectado automáticamente (lo que llamamos tickets proactivos), como mediante la creación de la incidencia por parte de una persona. Evidentemente, la gestión de tickets es el nexo entre el mantenimiento y la monitorización con los técnicos.
  4. Los informes IT: tener información de cómo está nuestra infraestructura es la mejor manera de tener el control sobre ella. La automatización de informes nos permite generar informes de manera automática sobre las tareas realizadas, el estado de los sistemas, el licenciamiento o los resultados de las copias de seguridad. Nos permite ver con claridad las diferentes tareas que se han llevado a cabo como, por ejemplo, las tareas de backup, los parches instalados durante un periodo de tiempo concreto, el estado de los antivirus o cualquier otra tarea monitoreada.

 

Todo esto nos permite que podamos crear diferentes ambientes de trabajo, los cuales quedan estandarizados de manera automática, evitando tener que realizar manualmente aquellas tareas repetitivas y que no aportan ningún valor añadido. Evitamos, además, que se produzcan errores de operación.

Existen numerosas técnicas de automatización que pueden implantarse en un gran número de dispositivos y ajustarse a las necesidades de cada empresa. De hecho, cada vez más empresas optan por este servicio, ya que permite cumplir con unos objetivos IT cada vez más exigentes, aumentando la velocidad de reacción, reduciendo los costes en recursos y mejorando la calidad del servicio.

 

¿Necesitas más información? ¡Ponte en contacto con nosotros y resolvemos todas tus dudas!

 

¡QUIERO MÁS INFORMACIÓN!

Leave a Comment!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *